Poco a poco, tener tatuajes deja de representar que te coloquen en ciertos estereotipos. La idea de que se les haya relacionado con delincuencia e informalidad se está borrando del imaginario colectivo, y ahora es común ver a distintos profesionistas con tinta en alguna parte de su cuerpo.

Los científicos no son ninguna excepción. Por más loco que parezca, investigadores y geeks de varias disciplinas científicas portan tatuajes de teorías, tratados, fórmulas matemáticas y químicas, y demás parafernalia de estudios y descubrimientos que han transformado al mundo.

Cuando el reconocido ensayista científico Carl Zimmer se percató de esto, no dudó en documentarlo en su blog de divulgación, The Bloom, parte de la revista de ciencias Discover Magazine. Este proyecto fortuito comenzó en 2007, cuando Zimmer le pidió a sus lectores que le compartieran fotografías de sus tatuajes relacionados con ciencia. La respuesta rebasó al escritor, quien de inmediato comenzó a publicar las fotografías junto con la historia detrás de cada tatuaje.

Conforme pasaba el tiempo, Zimmer se convirtió en una especie de curador de tatuajes científicos. ¿Cuál fue la válvula de escape de esa compilación de tatuajes e historias? Un libro. Así, en 2011, Carl Zimmer publicó Science Ink: Tattoos of the Science Obsessed, una colección de geniales tatuajes que rinden tributo a varias disciplinas: neurología, biología, matemáticas, astrofísica y más, acompañados de textos de Zimmer dando contexto y explicando la importancia de esos elementos tatuados.

Aquí te dejamos algunas de las páginas que forman parte del libro, que puedes adquirir en Amazon.