Tal vez no te lo habías preguntado, pero es un tema interesante del que quizás no conocías, así que te damos un repaso por las distintas máquinas que existen actualmente. 

Primero, un poco de historia:

¿Sabías que la máquina para tatuar fue inventada por Thomas Edison? Bueno, no como tal, porque los tatuajes eran lo que menos pasaba por la cabeza del inventor; sin embargo, fue en 1876 cuando Edison patentó la pluma eléctrica, con la finalidad de agilizar el llenado y copiado de documentos: mientras la persona escribía, la pluma eléctrica creaba un estencil que podía ser fácilmente e. Como ahora sabemos, no pasó mucho con este invento, hasta que el inteligentísimo tatuador Samuel O’Reilly tuvo la brillante idea de modificar la pluma eléctrica para darle un uso completamente inesperado.

En 1891, O’Reilly patentó como tal la máquina tatuadora, revolucionando una industria y una cultura para siempre: de las 2 o 3 veces que la aguja se introducía por segundo con la técnica a mano, con la máquina eso se lograba alrededor de 50 veces por segundo, una gran mejora ¿no?

OK, entonces, ¿cuántos tipos son?

Actualmente hay 5 tipos de máquinas:

Máquina lineal o interior.

Esta máquina es la más común, podemos decir que es la base de cualquier tatuaje, porque es la que se utiliza para crear las líneas que dan forma al diseño, y con la que se hacen todos los detalles que tienen que ver con el contorno; todo esto a través de un conjunto de agujas milimétricamente ordenadas para inyectar la tinta en la piel con precisión.

Máquina sombreadora.

Como su nombre lo dice, es la que se utiliza para dar acabados de sombras y degradados a los tatuajes, tanto en tinta negra como a color. Esta máquina es más pesada debido a sus componentes, aunque las agujas, por el contrario, son más flexibles que las de la máquina anterior, justamente para dar acabados más finos.

Máquina combinada o dual.

Esta es la que posee las características de las dos anteriores, tanto se puede adaptar para tatuar líneas y detalles como para dar sombras y rellenar de color.

Máquina giratoria o rotativa.

Al igual que la combinada, puede tener dos funciones, tanto de líneas como de rellenos. Lo que la hace distinta es que cuenta con una rueda que impulsa el movimiento de las agujas, haciendo que el proceso de tatuado sea más silencioso que con las tradicionales.

Máquina Neuma.

Esta es una de las novedades dentro del mundo del tatuaje, pues en vez de utilizar bobinas, usa un sistema de aire comprimido (compresor de aire), lo que la hace super práctica para los tatuadores que tienen que viajar mucho, porque además es la más liviana de todas.