Si lo tuyo son los tatuajes de flores, tienes que conocer a una de las especialistas: la coreana Jinpil Yuu.

Es muy curioso cómo la obra de algunos tatuadores se convierte, de alguna forma, en algo conceptual. Y hay de todos tipos, por ejemplo, algunos desde un inicio solo hacen blackwork o tradicional, otros solo hacen motivos medievales, algunos más prefieren enfocarse en naturaleza: cada quien va descubriendo y desarrollando su propio concepto; incluso sin que sea a propósito, pues se vuelven expertos en algo y la gente comienza a identificarlos por eso.

Así ha sido el caso de la coreana Jinpil Yuu, que, a pesar de que en Corea los tatuajes siguen siendo un tabú, realiza gloriosos diseños de flores (a veces con serpientes o algunos otros elementos), la gran mayoría de ellas en un rojo vibrante que contrasta de maravilla con las tonalidades pálidas de sus compatriotas.

Desde pequeños detalles en muñecas y brazos hasta piezas monumentales en toda la espalda, Jinpil nos deja ver no solo la precisión de su técnica sino también el dominio de la anatomía de este particular tipo de flores. Aquí te dejamos algunos de nuestros favoritos.