¿Quién dijo que los tatuajes y los avances tecnológicos iban por caminos distintos? 

La biotecnología da pasos importantes cada año, y dentro de los desarrollos que investigadores han traído a la mesa, varios tienen que ver con tatuajes, o al menos con el concepto de tatuaje: dispositivos que se adhieren a la piel (o debajo de ella) con fines médicos o de entretenimiento (como los Techtats, o por otra parte los DuoSkin y Soundwave Tattoos).

Sin embargo, este año investigadores del MIT Media Lab han ido aún más ‘profundo’ (literal), creando una tinta que cambia de color según las variaciones en los niveles de glucosa y pH del cuerpo.

The DermalAbyss Project

Este proyecto es una colaboración entre los estudiantes del Massachusetts Institute of Technology, Katia Vega, Xin Liu y Viirj Kan Nick Barry, y los estudiantes de la Harvard Medical School, Ali Yetisen y Nan Jian.

Lo que hicieron fue desarrollar un método para cambiar la tinta regular para tatuajes por biosensores, que son básicamente líquidos que cambian su color en respuesta a alteraciones en la sangre. En palabras del grupo de estudiantes: “Desarrollamos cuatro biosensores, que cambian de color al reaccionar a tres piezas de información bioquímica en los fluidos corporales. El sensor de pH cambia entre púrpura y rosa, el sensor de la glucosa oscila entre el azul y el café; mientras que el segundo sensor de pH y sodio se ve fluorescente debajo de la luz ultravioleta.”

Los tatuajes como herramientas médicas

Estos biosensores están aún en periodo de prueba, los estudiantes están inyectándolos en piel de cerdo para continuar analizando el proceso y el buen funcionamiento de su creación, que aseguran podrá ser utilizada como una herramienta médica en un futuro no muy lejano.

(Fuente: Dezeen)