Una iniciativa que busca devolver los empleos que perdió la localidad mexiquense.

San Miguel Tecomatlán es una comunidad que pertenece al municipio de Tenancingo, en el Estado de México. Pocos lo saben, pero esta comunidad tiene una rica e importante tradición panadera desde la época de la Colonia, y que lamentablemente se está perdiendo. Originalmente el 100% de los habitantes de San Miguel Tecomatlán se dedicaban a hacer pan, tanto así que la Danza de los Panaderos es parte de su cultura; a la fecha solo 62% de los pobladores vive de la comercialización del pan.

Justo cuando sus habitantes se preparaban para su mejor época del año, el sismo del 19 de septiembre llegó a cambiar todo, afectando a muchas casas y dejando inservibles los hornos que utilizan para la elaboración del pan.

De una semana para acá, hemos visto cómo la ayuda no ha parado de llegar a las comunidades, sin embargo, es momento de pensar en una segunda etapa, en donde en vez de repartir despensas y víveres, apoyemos a todos los afectados recobrando sus fuentes de ingresos, que muchas tienen que ver con un bagaje cultural, como la fabricación de artesanías o, en este caso, de pan.

Este proyecto vía Donadora busca no sólo reparar los hornos, sino devolver a las familias su principal herramienta de trabajo. Si quieres sumarte a la causa, puedes conocer más en el siguiente enlace:

donadora.mx/projects/rescate-cultural-de-tecomatlan