Foto de portada: Santiago Arau

Muchas veces, el aprendizaje que nos marca y se queda con nosotros para siempre, viene de una tragedia. Así ha sido desde el martes 19 de septiembre, cuando un terremoto de 7.1 de magnitud azotó a Puebla, Morelos y la Ciudad de México.

¿Qué hemos aprendido? Primero, que ni nosotros ni la ciudad seremos los mismos. Segundo, que “la unión hace la fuerza” es una realidad y no sólo una simple frase. Tercero, algo que ya sabíamos y sólo nos comprobaron, que la clase política es incompetente e imbécil, por decir lo menos.

A raíz de todo lo acontecido, varios periodistas, cronistas y ciudadanos han alzado su voz y han expresado su sentir a través de diversos textos; en algunos se lee una descripción casi poética de lo vivido, en otros se lee y se ve a los rostros que han estado dejando el cuerpo y el alma como brigadistas, en otros se leen pensamientos que alivian la ansiedad y liberan las emociones estancadas.

Aquí hacemos un recuento de los artículos, las crónicas y los textos que nos conmovieron y que nos servirán como estandarte en este camino y lucha que apenas comienza.

Si han leído más artículos y crónicas que crean que merecen ser compartidas, déjenlas en los comentarios.