¿Por qué esta caja de ritmos se volvió el pilar de la música pop ochentera? 

Lanzado en 1980 por la icónica marca japonesa de instrumentos electrónicos, el TR-808 de Roland no representó un gran avance para los expertos, de hecho, criticaron lo criticaron diciendo que su sonido era sumamente ‘artificial’.

No fue sino hasta que varios productores comenzaron a incluirlo en sus composiciones, entre las que destaca, por ejemplo, el gran hit de 1982 de Marvin Gaye, “Sexual Healing”. Esas ‘palmadas’ que se quedan pegadas en la cabeza claramente no eran grabaciones reales sino producto de la caja de ritmos de Roland.

Esta clase de ritmos análogos, como la ‘campanilla’ y los ‘kicks’, marcó la década, basta con escuchar los primeros segundos de “I Wanna Dance With Somebody” de Whitney Houston o de “Planet Rock” de Afrika Bambaataa & The Soulsonic Force, para comprender la penetración y la relevancia que el también conocido simplemente como 808 tuvo durante toda la década de los ’80.

En el video All Hail the Beat, Nelson George hace un repaso por el instrumento y su impacto, que alcanzó a todo tipo de géneros, desde el techno de Chicago hasta el hip-hop moderno, entrevistando a productores legendarios que dan su opinión sobre el Roland 808. Échale un vistazo.

Curiosamente, esta caja de ritmos dejó de producirse 4 años después de su lanzamiento, lo que ocasionó que ahora sea considerado como un objeto de culto que vale miles y miles en la red. Si quieres escuchar más de su sonido, acá alguien hace un recuento de sus ritmos. Y más adelante un comparativo con el TR-8, que salió en 2014 inspirado por su primo ochentero.

(vía Open Culture)